“Nuestros sistemas de salud han enfrentado el desafío más grande”

imagen_noticia_retos_salud_america-02.jpg

"Para la Organización Panamericana de la Salud, el covid-19 representa un desafío fundamental en sus 117 años de historia y los países que la conforman debemos proyectarla como el instrumento regional esencial para enfrentarlo, así como los desafíos de futuro para la región", dijo el ministro Ruiz Gómez, asegurando que este 58 Consejo Directivo y 72 sesión del Comité Regional de la OMS para las Américas se realizan bajo condiciones excepcionales de virtualidad que ha caracterizado las relaciones sociales, empresariales y personales de nuestras poblaciones a lo largo del presente año.

Desde la pandemia de 1918, la salud pública y la seguridad sanitaria de los países americanos, no se había constituido en el centro del Estado y la sociedad, como ahora. Aproximadamente 550.000 personas han fallecido a causa del covid-19 y este año los sistemas de salud han enfrentado grandes retos en la construcción de la capacidad de los sistemas de salud, acceso a los elementos de protección para los trabajadores de la salud, aumento de la capacidad instalada de cuidados intensivos y toma de decisiones a nivel nacional.

El próximo año continuará la incertidumbre y se plantean dos retos fundamentales:

  1. Acceso equitativo a la vacuna en un entorno donde los países tienen evidente desventaja en la información y capacidad de negociación frente a los desarrolladores y en donde se debe encontrar y reforzar solidariamente los mecanismos para modular los incentivos económicos frente a las necesidades de los pueblos.
  2. La necesidad de abrir la economía para poder asegurar el bienestar de las poblaciones en condiciones de seguridad sanitaria.

Por otro lado, la labor que se realiza en el 58° Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud tiene impacto en varias dimensiones como el bienestar económico y social de la región, trabajando por el acceso universal a servicios de salud de calidad, garantizando no solo la respuesta al covid-19, sino a retos como la salud mental, las enfermedades no transmisibles, la salud materno infantil, el envejecimiento saludable, el talento humano en salud, entre otros.