El aislamiento temprano disminuye la velocidad de contagio

imagen_noticia_aislamiento_temprano-13.jpg

La capacidad para rastrear y aislar la población sospechosa de un diagnóstico positivo en Covid-19, es esencial en este período de aislamiento selectivo con distanciamiento individual responsable. El Programa PRASS identifica los contactos cercanos para aislarlos tempranamente, y en caso de ser positivo, la cuarentena debe guardarse durante mínimo 14 días. El aislamiento se aplica desde el día en que inician los síntomas, y en cuanto a los contactos, desde el momento en que tuvieron cercanía con un caso.

"Con el Programa de Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible (PRASS) pusimos en marcha una identificación y aislamiento oportuno de los casos reportados como sospechosos o probables de alto riesgo, así como su seguimiento y el de sus contactos estrechos", explicó Julián Fernández, director de Epidemiología y Demografía del Ministerio.

Para que el PRASS sea efectivo, es indispensable asegurar que tanto casos positivos como los contactos cumplan rigurosamente con el aislamiento en el periodo estipulado y así lograr que realmente se interrumpa la cadena de transmisión del virus.

Cada entidad responsable del seguimiento de casos y contactos en aislamiento debe registrar los datos e información en Segcovid y acatar las indicaciones que las autoridades sanitarias territoriales establezcan a partir de los resultados de la vigilancia y control del rastreo y seguimiento en su jurisdicción.

El director de Epidemiología y Demografía de la cartera de Salud enfatizó en que "el aislamiento temprano de casos y contactos es esencial para la disminución de la velocidad de transmisión y mortalidad por covid-19 en un marco de reapertura económica. Es la mejor herramienta que tenemos".