Aspectos en común de las IRA y el Covid-19

imagen_noticia_ira_y_covid_Mesa_de_trabajo_1.jpg

Las Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) son un grupo de enfermedades que se producen en el aparato respiratorio, causadas por diferentes microrganismos como virus y bacterias, suelen iniciar de forma repentina y durar menos de dos semanas.

"Recordemos que la Infección Respiratoria Aguda es la principal causa de mortalidad en niños y niñas menores de 5 años en Colombia y una de las principales causas de muerte en la población de mayores de 60 años" explicó, Claudia Milena Cuéllar, subdirectora de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social.

La funcionaria señaló que existe una gran variedad de virus respiratorios, algunos con capacidad de causar infecciones más severas que otros, uno de los virus más importantes en el adulto mayor es el virus de Influenza.

Aspectos en común

  1. Transmisión: Todos estos virus se transmiten por vía aérea o por contacto con secreciones de personas, con o sin síntomas, que tienen el virus y lo expulsan a través de su saliva o secreciones nasales (al hablar, cantar, respirar, toser o estornudar) y son inhaladas o entran en contacto con nuestras mucosas de ojos, nariz o boca.
     
  2. Cuidados para evitarlos: El lavado frecuente de manos, el distanciamiento físico, evitar aglomeraciones, usar correctamente el tapabocas, mantener la ventilación y limpieza de superficies y tener los esquemas completos de vacunación según la edad son medidas básicas de prevención que evitan el contagio del covid-19 y de otros innumerables virus respiratorios.
     
  3. Cuidado en casa: De las cosas más importantes cuando uno presume estar contagiado de una infección respiratoria es evitar que otras personas también se enfermen, por esta razón lo principal es aislarse. En casa extremar medidas con las personas con las que vive (limpieza de superficies, lavado de manos, separar loza, adecuada ventilación y uso de tapabocas).

    Es muy importante mantenerse hidratado con bebidas tibias y dulces, controlar la fiebre con medios físicos o medicamentos previamente formulados, no automedicarse y estar atento a los signos de alarma para consultar de inmediato al médico.
     
  4. Signos de alarma: Aunque algunos signos de alarma pueden variar según el virus, de los más importantes se destacan: la fiebre por encima de los 38°C por más de 2 días, el dolor en el pecho o la dificultad para respirar, presentar convulsiones, incapacidad de despertarse o permanecer despierto; presentar piel, labios o lechos de uñas pálidos, grises o azulados, según el tono de la piel.

    En los infantes uno de los signos de alarma más frecuentes y severos de la IRA es el hundimiento de las costillas al respirar o presentar un ruido o silbido en el pecho. Es muy importante que ante la presencia de al menos un signo de alarma se busque de inmediato ayuda en un centro de salud más cercano o llame a su IPS asignada.

  5. ¿Qué las propicia? Las temporadas invernales en general favorecen el incremento de enfermos y muertes a causa de virus respiratorios, algunos de estos virus tienen la capacidad de trasladarse en las micropartículas que viajan suspendidas por el aire, facilitando su ingreso a las vías respiratorias.

El frío adicionalmente genera un efecto local sobre la vía aérea nasal, enfriando el epitelio de esa zona y disminuyendo la respuesta mucociliar (es decir menor movimiento de los cilios de la mucosa y menor fagocitosis), comprometiendo la defensa inmune local, aumentando así el riesgo de infecciones.

Asimismo, señaló que mientras logramos la vacunación del 70% de nuestra población contra Covid-19, aseguramos los esquemas completos de vacunación de los niños y la vacunación de toda nuestra población de adulto mayor contra covid-19 e influenza. Se deben intensificar todas las medidas con la prevención en la temporada invernal, incluyendo evitar reuniones familiares o con amigos y todo tipo de aglomeraciones.